Teorías políticas del siglo XVIII: Montesquieu y Rousseau.

Teorías políticas del siglo XVIII: Montesquieu y Rousseau.

En el siglo XVIII, aquel siglo que comienza con la ilustración y la renovación de institucionalidad política (Despotismo ilustrado), y termina con las revoluciones existieron grandes pensadores referentes al ámbito político. La teoría política formulada será relevante en la medida que sobrepase el mundo de la intención y se vuelva práctica, si ocurre eso a todas luces puede ser considerada importante. En el ya citado siglo XVIII influenciado por la renovación cultural de la ilustración, las enseñanzas de la guerra civil inglesa de 1688, y el absolutismo concurrimos a la formación del renacimiento de las ciencias e ideas políticas, sobre todo en manos de personajes como Charles Louis de Secondat, barón de la Brede et Montesquieu y Jean Jaques Rousseau, ambos prestando innegables servicios al mundo contemporáneo. Analizaremos a continuación sintéticamente sus ideas centrales agregando a Voltaire.

a) Voltaire: Escritor y Librepensador francés, Partidario de la realeza ilustrada es decir en que los reyes debían a tomar todos los conocimientos para gobernar y darle el bienestar y la alegría a su pueblos, por lo mismo sirvió en algunas cortes Europeas como la prusiana con Federico el grande y en Rusia con Catalina la grande. Constantemente en sus sátiras y obras crítica a las autoridades por la falta de libertad y justicia de hecho en un caso que el creyó injusto lucho cerca de una década por demostrar la inocencia de un acusado, logrando demostrar la arbitrariedad de la justicia real francesa. Su fin principal y mucho más que el político lo encontramos en la búsqueda de la Tolerancia religiosa y libertad civil criticando por lo mismo a Luís XIV y la revocación del edicto de Nantes. Sentía una profunda Admiración inglesa tanto a su sistema institucional[1] como a su forma de ser, tanto así que las llamadas cartas filosóficas se llaman cartas inglesas. Por su solicitud de libertad, justicia y anti religiosidad se convirtió en un “Ídolo” revolucionario y la constitución del clero fue fuertemente influenciada por su pensamiento.

b) Montesquieu: Noble provincial francés, como tal muy sentido por el hecho de la pérdida de poder aristocrática a manos del absolutismo y en su caso particular por las llamadas guerras de la fronda, entre sus obras mas importantes contamos Las cartas persas (1721), el Espíritu de las leyes (1748). Como decíamos es partidario de la aristocracia y de la “verdadera” monarquía es decir de aquella que existe por medio de un consejo de nobles que asesoren al rey, y que ejerzan de contrapeso en ciertas cuestiones referentes al gobierno nacional y sobre todo los impuestos y materias económicas donde el absolutismo constantemente se entrometía con onerosas cargas impositivas, por todo lo anterior es un convencido admirador del la monarquía inglesa y su sistema de contrapesos basado en el poder conferido al parlamento tanto en su cámaras de los comunes, como la de los Lores. Esto lo llevo a Plasmar la teoría de la separación de poderes que ya existía en naciones como Inglaterra, pero ahora se baso en el caos francés que es la base de los modelos institucionales que podríamos denominar continentales[2]. Para Montesquieu La monarquía se vuelve despótica y desaparece la monarquía verdadera por la pérdida de los cuerpos intermedios, que para el son la aristocracia representada en corporaciones, parlamentos, consejos provinciales, administración, etc. De esta manera por medio de ardides más que nada golpes de fuerza, los monarcas[3] se arrojan todas las funciones del poder público: la ejecución de la ley, la legislación que al no contar con contrapesos no hace más que representar la arbitrariedad del monarca, y lo peor de todo se arroja el ejercicio de la justica, a esto se le suma otras funciones como el control de las relaciones exteriores, el control de la administración, etc. Por esto mismo concluye Montesquieu el estado deja de cumplir su función: Proteger el la propiedad privada y asegurar el bien común.[4] Se vuelve despótico y no es capaz de asegurar la libertad, entendida esta como netamente políticamente y aristocrátizante. De esta forma Montesquieu concluye dos grandes cuestiones, la primera es que el poder no debe concentrarse en un órgano, entendido este como parlamento, rey, consejo, caudillo, etc. pues al arrojarse todas las funciones políticas e institucionales se vuelve de inmediato despótico además de arbitrario y la libertad asegurada por medio de los pesos y contrapesos ejercidos entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial que se vigilan los unos a los otros en un sistema de separación de poder relativos en la medida que poseen atribuciones para “fiscalizar”, desaparecen, en un segundo lugar, Debe haber representación de grupos políticos, para ejercer el poder conjuntamente y las decisiones no corresponder a arbitrariedades de un sector. Por lo tanto Montesquieu llega a la conclusión que la libertad surge de todos esos equilibrios entre los poderes del estado, siendo de este modo la libertad un cuestión política.

c) Rousseau: ginebrino de origen y proveniente de la Clase burguesa de tipo artesanado, partidario de la soberanía popular que quizá se pueda remontar a su origen suizo[5], entre sus obras mas importante encontramos: Discursos sobre la desigualdad entre los seres humanos (1755), El contrato social y el Emilio (Ambos en 1762). Su influencia alcanza hasta el siglo actual pues sus valores centrales son los de: Igualdad y Libertad, que saldrán a relucir con la revolución francesa y que si se pudiera realizar un conteo aparecen en todas las cartas fundamentales de los estados modernos.

Su idea se inicia con que el hombre es bueno por naturaleza y corrompido por la sociedad, por lo tanto la única sociedad verdadera es la familia, con esto crítica a Hobbes y su concepción del estado en la cual el decía que el estado monárquico absoluto debía existir pues el hombre es “Homini Lupus”[6] y así debía protegerlo con un pacto indisoluble. Igualmente cree que la sociedad civil-política surge de la siguiente manera:

“El primero que habiendo cercado un terreno se le ocurrió decir Esto es mío, y encontró gentes lo bastantes simples para creerlo, ése fue el verdadero fundador de la sociedad civil”[7]

Por lo tanto para Rousseau la sociedad surge de un golpe audaz de un trampa, de un ardid, y todos los hombres desde el momento de la ocurrencia de tal suceso son esclavos sin importar su condición y que ya es hora de liberarlos. Hay que crear un nuevo pacto “legitimo” un nuevo contrato social es decir un nuevo contrato entre gobernados y gobernantes, que se basa en el concepto de Voluntad general que es creada por todos, y es sinónimo de bien común, la voluntad general es la suma de voluntades y que se expresan por medio de las elecciones de autoridades y la percepción de derechos claros y definidos más allá de la cuestiones de títulos y origen, de esta forma la Voluntad general esta destinada a vencer a la voluntad particular, de ahí que surge la idea de voluntad popular o colectiva, Para Rousseau Voluntad general es siempre recta nunca se equivoca son los hombres los que se equivocan por eso esta destinada a vencer a los particularismos , La voluntad general se obtiene por mayoría y todos sin excepción la acatan, correspondiendo a esta famosa lógica electoral, “yo no voté por el pero acepto que saco mayoría y lo acepto como representante de mi región, comuna,etc”. Ahora sin embargo Rousseau duda que esta Voluntad general establecida por mayoría, guie bien su juicio pues son los juicios de los hombres la que la desvían de lograr la felicidad y el bienestar general, de esta forma para el, para que los mejores ocupen los cargos de administración por medio de la Voluntad general crea el principio de representación política, es decir se votara por estos candidatos para tal cargo, etc. De esta forma nace en el mundo contemporáneo la idea democracia representativa.

Igual le da Importancia al niño como parte central de la educación, siendo este ahora – entrando en contradicción – parte fundante de la sociedad, cree ciegamente que la educación servirá para formar ciudadanos “virtuosos” y aptos para representar al pueblo.


[1] La monarquía constitucional bajo los Orange y los Hanover.

[2] Inglaterra es insular y como tal poseyó una influencia que no sobrepasaba de su hinterland en cambio a fines del siglo XVII e inicios del XVIII el mundo estaba “embrujado” por Francia.

[3] Léase Luís XIV

[4] La misma idea de Locke, Montesquieu era partidario de la tesis de Locke sobre el fin del estado.

[5] El sistema cantonal suizo, que podría definirse como una cuasi democracia directa.

[6] Hombre es un lobo para el hombre

[7] Rousseau, Discursos sobre la desigualdad entre los seres humanos

Anuncios

1 comment so far

  1. Sergio Sanz on

    muy bien el texto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: