“GUERRA HISPANO – ESTADOUNIDENSE Ó GUERRA DE CUBA 1898”

LA GUERRA ENTRE ESPAÑA Y ESTADOS

UNIDOS DE 1898

Por Andrés Sáez Geoffroy

La Guerra Hispano-Estadounidense, que en España es conocida popularmente como desastre del 98 o Guerra de Cuba (incorrectamente llamada también Guerra Hispano-Americana) y en Cuba como Guerra Hispano-Cubana-Norteamericana, se desató entre España y los Estados Unidos de América en 1898, durante la regencia de María Cristina, viuda del rey Alfonso XII, desembocó en la pérdida de las colonias de ultramar y vino a significar el fin del otrora poderoso Imperio Español y la intervención directa de Estados Unidos con bases de apoyo en América Central.

1.- Las Causas de la guerra.

Durante  el tercer cuarto del siglo XIX, las potencias mundiales de aquel entonces se habían divido el mundo en áreas de influencia y ocupación, proceso que recibe el nombre de imperialismo. Este proceso fue fruto de la creciente industrialización que hacia 1873 había saturado los mercados internos y provocado una crisis de sobreproducción. El mecanismo usado para superar la crisis fue la expansión colonial en ultramar. Los europeos se repartieron África en el congreso de Berlín (1884), mientras en Asia rusos, alemanes, japoneses, ingleses y franceses se repartían los despojos del imperio Chino.

En América, que era una zona independiente a esas alturas, solo quedaban los vestigios del otrora imperio donde nunca se ponía el sol y que aún poseía en su poder y control – aunque con grandes dificultades- Cuba y Puerto Rico. Además del Imperio Español, surgía en el horizonte una nueva potencia: Estados Unidos. Estados unidos que no se expandió ni en Asia ni en África busco un área de influencia y determinó que sería el Caribe y centro América y el pacífico.

1.1.- La situación de Cuba.

Para España, Cuba era una isla con un significativo valor simbólico, comercial y de prestigio político a nivel internacional. Así como lo era para España también lo fue para los Estados Unidos que durante el transcurso del siglo XIX ofrecieron diversas sumas al gobierno español por la Isla, pero España rechazo cada una de las ofertas. España en el ínterin sufría serias crisis de gobernabilidad durante el gobierno de Isabel II.

España como antaño lo hiciera en la época colonial, prohibía el comercio del azúcar de caña con otras potencias y países que no fueran la metrópoli, todo esto a pesar de las fuertes inversiones de capitales norteamericanos en la industria del azúcar. A lo anterior se suma que con los altos precios del azúcar surge una burguesía hacendada de nuevo cuño con sentimientos nacionalistas y liberales que se inspiran al igual que los patriotas de 1810 en la revolución estadounidense y la revolución francesa. Las frecuentes tensiones entre metrópoli y colonia, así como los ánimos independentistas de la elite local provocan una serie de levantamientos.

Así en 1868 se inició la llamada guerra de los 10 años, sublevación que al margen de las batallas dejó destruida totalmente la estructura económica de la Isla, justo cuando bajaba el precio del azúcar en el mercado mundial lo que hizo que junto con la derrota los locales vendieran a precios de regalo sus haciendas a los norteamericanos. La guerra finalizó en 1878 por medio de la guerra culminó con la firma del Paz del Zanjón, que en realidad solo fue una tregua entre los grupos que operaban en la Isla.

En 1887 se crea el partido revolucionario cubano por José Martí, Maceo y otros líderes, que en ese mismo año iniciaron una sublevación general que hacia 1894 había liberado de dominio español vastas zonas de la isla. Por otra parte, José Martí, escritor, pensador y líder independentista cubano, fue desterrado a España en 1871 debido a sus actividades políticas. Martí en un principio tiene una posición pacifista con el pasar de los años su posición se radicaliza. Es por esto que convoca a los cubanos a la guerra necesaria por la independencia de Cuba. Para esto crea el Partido Revolucionario Cubano bajo el cual se organiza la Guerra del 95.[1] Esta sublevación alarmó a Estados Unidos, que en vista que era una revolución igual con tintes sociales podría ver perdido sus capitales invertidos, entonces comenzó la idea de intervenir ahora o seria demasiado tarde, aprovechando igualmente la delicada situación interna de España.

Mientras aquella revolución sucedía, las prensas de España y Estados Unidos  y sus gobiernos en una escalada de conflictos, se tacaban mutuamente resintiéndose las sus relaciones. “Al aumentar las posibilidades de que estallara una guerra, el futuro de Cuba se convirtió en fruto de debate. En Norteamérica las opiniones iban desde prestar ayuda a los cubanos para que obtuvieran la independencia hasta la anexión total de la Isla”[2] . Weyler general Español designado para detener la revolución concentró a los campesinos en reducciones mientras el odio se exacerbaba aún más. Así estaba en Cuba el casus belli de la guerra.

1.2.- La situación de Puerto Rico.

La situación en Puerto Rico, era la contraria en Cuba en el sentido de la convulsión existente. En Puerto Rico había ocurrido lo mismo que en Cuba respecto al desarrollo de la economía y de un sentimiento nacional. A su vez en Puerto Rico existía un ciclo cafetero y azucarero. Se había organizado un partido liberal reformista con una marcada tendencia a la liberación del país de España y basado en el poder de los hacendados locales, y un partido conservador o incondicionalmente español como se le llamó posteriormente cuyo poder dependía de la corona en cuanto protegía los intereses de comerciantes, la burocracia y administración de la isla. Los Puerto Riqueños se diferenciaron si en una cosa de Cuba, mientras estos para lograr su independencia se sublevaron, los puertorriqueños buscaron presionar políticamente para lograr una autonomía y gobierno propios bajo la corona española. Dicho estatuto se promulgó en 1897 y en las elecciones el grupo hacendado captó un 86% de los votos y los conservadores una fracción insignificante. Por tanto a la hora de estallar la guerra la situación política estaba a favor de los hacendados, mientras la sociedad local estaba fragmentada y aún lo sería más por los cambios que vendrían.

1.3 La causa inmediata de la guerra.

La revolución de los 10 años en Cuba, a los EE.UU había permanecido neutral bajo la administración Cleveland que veía con buenos ojos que la administración española pagar los daños a los particulares norteamericanos. No obstante aquello, con la asunción del Presidente McKinley en EE.UU la política comenzó a cambiar paulatinamente en los círculos militares, políticos y periodísticos: Theodore Roosevelt inició una campaña a favor del expansionismo norteamericano en el Caribe, Alfred Mahn campañas sobe el poderío marítimo norteamericano. “Los Estados unidos se apercibieron de que si no intervenían en el conflicto, corrían un doble riesgo: perder sus posesiones económicas en la isla y ver fracasar su propósito de consolidar la zona de salvaguarda política y militar exterior que comprendía todo el Caribe y se extendía hasta Venezuela y Panamá.”[3] 174

Justo cuando sucedía aquella escalada de sucesos los rebeldes cubanos interceptaron cartas del cónsul español en los EE.UU donde se trataba de manera despectiva al presidente McKinley, a su vez revueltas por españolas en la Habana provocaron el pánico de los residente norteamericanos y el cónsul Lee solicitó  protección de la escuadra de los EE.UU.

La respuesta no se hizo esperar el 25 de Enero se veía en la rada de la Habana el Maine, buque norteamericano, España no vio con buenos ojos aquella intervención directa en sus asuntos. El 15 de Febrero hizo explosión el Maine y murieron 260 norteamericanos, la falla fue dentro del buque pero los norteamericanos no oyeron explicaciones y decidieron que el Maine fue hundido por una mina española en la rada inexistente.  Así los ánimos en Estados Unidos se volvieron candentes, se declaraba “Recordad al Maine, al infierno España” el 11 de Abril el estado de guerra estaba ya hecho, el congreso de los Estados unidos aprobaban un ultimátum que España no podía aceptar:

Considerando que el aborrecible estado de cosas que ha existido en Cuba durante los tres últimos años, en isla tan próxima a nuestro territorio, ha herido el sentido moral del pueblo de los Estados Unidos; ha sido un desdoro para la civilización cristiana, y ha llegado a su período crítico con la destrucción de un barco de guerra norteamericano y con la muerte de 266 de entre sus oficiales y tripulantes, cuando el buque visitaba amistosamente el puerto de la Habana:

Considerando que tal estado de cosas no puede ser tolerado por más tiempo, según manifestó ya el Presidente de los Estados Unidos, en mensaje que envió el 11 de abril al Congreso, invitando a éste a que adopte resoluciones; El Senado y la Cámara de Representantes, reunidas en Congreso, acuerdan:

Primero. Que el pueblo de Cuba es y debe ser libre e independiente;

Segundo. Que es deber de los Estados Unidos exigir, y por la presente su Gobierno exige, que el Gobierno español renuncie, inmediatamente, a su autoridad y gobierno en Cuba, y retire sus fuerzas, terrestres y navales, de las tierras y mares de la isla;

Tercero. Que se autoriza al Presidente de los Estados, y se le encarga y ordena, que utilice todas las fuerzas militares y navales de los Estados Unidos, y llame al servicio activo las milicias de los distintos Estados de la Unión, en el número que sea necesario, para llevar a efecto estos acuerdos;

Y cuarto. Que los Estados Unidos, por la presente, niegan que tengan ningún deseo ni intención de ejercer jurisdicción ni soberanía, ni de intervenir en el gobierno de Cuba, si no es para su pacificación, y afirman su propósito de dejar el dominio y gobierno de la isla al pueblo de ésta, una vez realizada dicha pacificación.[4]

2.- La Guerra: Fases y conflicto.

En Estados Unidos la Guerra asumió el carácter de cruzada nacional miles de hombres se enrolaron con Theodoro Roosevelt en el ejército. La marina norteamericana mientras tanto mucho más fuerte y poderosa que la hispana, bloqueó las islas e inició un bloqueo y abastecimiento de los rebeldes, los Estados Unidos no pretendían reconocer autoridades locales, sino solo utilizar a los rebeldes para sus fines. “Derrotando a la marina española, bloqueando la isla y abasteciendo los rebeldes los Estados unidos obligarían al ejército español en Cuba a rendirse”[5]

En Mayo desembarcó un contingente de tropas norteamericanas en Santiago de Cuba y la marina española en su totalidad estaba bloqueada en el mismo puerto y encerraron a los españoles en una serie de fortalezas en la isla. El 3 de julio de 1898 después de un incesante bloqueo la flota español zarpó siendo totalmente aniquilada no había forma de que el ejército español resistiera más tiempo. “Pero antes que finalizara Mayo el gobierno estadounidense decidió enviar una fuerza expedicionaria para derrotar al ejército español en Santiago. Esta decisión redujo la importancia estratégica de las milicias cubanas”[6]

Santiago de Cuba se rindió el 16 de julio. Cifras estiman los fallecidos en la campaña, que culminó con la toma de Santiago, en alrededor de 600 por la parte española, 250 por la estadounidense y 100 por la cubana. Pero los cubanos no fueron tratados como se merecían, ya que a pesar de que la guerra fue ganada, principalmente, por el apoyo de los mambises, el general Shafter impidió la entrada victoriosa de los cubanos en Santiago de Cuba, bajo el pretexto de “posibles represalias”

La guerra fue corta, Puerto Rico como ya se ha visto estaba madura para caer por su propio peso, no opuso mucha resistencia.

España agotada pidió la paz, se firmó en Paris el 10 de Diciembre de 1898 que puso fin a la dominación española en Filipinas, Cuba y Puerto, estas tres pasaban a ser colonias norteamericanas bajo una indemnización que se pagaría a España consistente en 20.000.000 de Dólares.

No. Asistió a la paz ningún representante de los revolucionarios cubanos ni ningún puertorriqueño.

3.- Consecuencias de la Guerra hispano americana

Después de la Guerra Hispano-Estadounidense, Estados Unidos justificó sus acciones con el argumento de que preparaba a las naciones subdesarrolladas para la democracia, por lo mismo inauguró un gobierno militar en Cuba (1899-1902) que a pesar de desarticular el ejército cubano rebelde, avanzó en grandes pasos al descubrirse la vacuna contra la fiebre amarilla, recuperar y sanear la economía, Cuba se recuperó gracias a los préstamos y capitales norteamericanos que volvieron a rearticular la economía. “El gobierno militar norteamericano en Cuba (1899-1902) se encontró con problemas graves y apremiantes. La isla estaba devastada después de tres años de guerra, la población había descendido” [7]

Las tropas estadounidenses abandonaron Cuba en 1902, pero se exigió a la nueva república que otorgara bases navales a Estados Unidos. “Entre 1898 y 1902, años en que Cuba permaneció ocupada por las tropas norteamericanas, fueron creadas las condiciones que a continuación permitirían a los Estados Unidos administrar indirectamente la isla: disolución del ejército, oferta de protagonismo a la clase dirigente…”[8] También se garantizó la capacidad de intervención de Estados Unidos en el nuevo estado a través de la Enmienda Platt, vigente hasta 1934, caso único en el derecho constitucional mundial. En 1906  EE.UU volvió a intervenir en Cuba, y solo en 1908 se volvieron a realizar elecciones donde triunfo el partido conservador. Cuba siguió dependiendo hasta 1959 con el triunfo de la revolución cubana de los capitales y del mercado norteamericano.

En lo económico creció la producción a costa de la dependencia de los EE.UU. totalmente. Todo lo anterior va a cambiar hacia 1900 como se ha dicho, pues con la guerra y la baja de los  niveles de producción las ganancias no alcanzaban para mantener la mano de obra y mantener estándares deseables de producción ni tampoco financiar el proceso de producción, todo lo anterior va a redundar en deudas de los hacendados de las plantaciones y la cesión de los terrenos en hipotecas, situación que hacia inicios del siglo XX  va a provocar un recambio de los dueños de las haciendas originarios, propietarios con una conciencia capitalistas que aprovecharan las ventajas de la revolución industrial y generaran pactos, negocios y tratados al amparo de las institucionalidad con bancos y firmas extranjeras, asegurándose transportes, y mercados.

En el caso del Azucar que serán esta islas el principal abastecedor de los EE.UU se pueden establecer una serie de consecuencias:

a) La disminución de los ingenios para refinar azúcar va acompañada de mayor producción de toneladas de azúcar refinada, esto implica que se mejoro la tecnología y que los propietarios de las plantaciones para insertarse en  el mercado mundial invirtieron en tecnología mas adecuada y de mayor productividad para tal fin, llegando incluso a aumentar en más de un 50% la producción en 40 años.

b) lo anterior no toma en cuenta la situación del proceso de extracción primario que siguió siendo igual, por lo que quienes realizaron las ganancias eran las plantaciones que poseían estos ingenios, ya que a ellas se les usufructuaba teniendo más ganancias, el corte de la caña de azúcar siguió siendo igual aunque con ciertos cambios en la mano de obra llevando a su fin a la esclavitud, ya que la labor de corte se realizaba en 3 ó 4 a meses y la nueva tecnología no requería tantos empleados como antes para refinar, entonces salía más a cuenta contratar temporalmente  peones por 3 ó 4 meses, que mantener un esclavo todo el año.

c) por último la inversión en ingenios de nueva tecnología igual fue costosa y las ganancias a largo plazo lo que ya hacia 1870 se había transformando en nuevas quiebras y nuevos controles de las plantaciones bajo compañías extranjeras, por ejemplo en Cuba hacia 1863 el 95 % de las propiedades estaba hipotecadas con un total de 200 millones de pesos mientras las inversiones eran del orden de 300 millones de pesos, en Puerto Rico se repiten similares porcentajes. Lo que permitirá la aparición de grandes trust comerciales como el American Sugar Refining Company con el 100% de derechos del azúcar producido en Santo Domingo, debudo a cl control yankee de la zona.

Pese a las críticas de los antiimperialistas, la mayoría de los estadounidenses creían que el conflicto español había sido oportuno y estaban ansiosos por hacer sentir el poder de Estados Unidos, que comenzó a gravitar cada vez con más fuerza en toda el área del Caribe. El Presidente Theodore Roosevelt propuso construir un canal en Centroamérica, y en 1903 ofreció al gobierno colombiano comprar una franja de tierra de lo que hoy es Panamá. Al mismo tiempo que Colombia rechazaba la oferta de Roosevelt, se desató una rebelión en el área designada para la ubicación del canal. Roosevelt apoyó la revuelta y rápidamente reconoció la emancipación de Panamá frente a Colombia. Unos días después, el francés Phillip-Bunau-Varilla, quien viajó a Washington como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la naciente República de Panamá, vendió a Estados Unidos la zona del canal. En 1914, el Canal de Panamá se abrió al tráfico marítimo.

En Puerto Rico se inició un protectorado que aun dura hasta el día de hoy, Estados Unidos se abocó a “que el capitalismo imperialista – dependiente hubo consolidado su abrumadora dominación sobre la economía puertorriqueña, las contradicciones de su estructura y desarrollo comenzaron a aparecer en un modo más evidente. Estas contradicciones eran manifiestas en ciertos procesos económicos que caracterizaron los años comprendidos entre 1925 y 1940.” [9]

La consecuencia directa de la guerra norteamericano hispana fue el  hecho que Estados Unidos se convirtió en una potencia imperialista, con control en áreas del Caribe, que le permitieron utilizar estas islas como base de apoyo para realizar operaciones de presión y castigo en América central.

Conclusiones

La Guerra hispano norteamericana es el inicio de la política intervencionista norteamericana en el concierto de Latinoamérica, pues la paz firmada por su rápida victoria sobre un decadente imperio español provocó que se pudiera hacer cargo directamente o bajo formas de tutelajes y protectorados de dos islas geopolíticamente estratégicamente en el Caribe.

La guerra significó el desaparecimiento del Imperio español que ya terminó su ideas sobre volver algún día de volver a controlar América nuevamente.

Los estados unidos desplazaron en toda América desde este momento a otras potencias que solo había intervenido económicamente en el área, transformándose en la práctica el Caribe en un lago norteamericano.

El desarrollo del capitalismo llegó a estas islas por medio de las inversiones de los capitalistas y banqueros norteamericanos  quienes realizaron vastos avances en el área económica pero que no impacto mayormente en la estructura socia, sobre todo en el caso de Cuba que recién en 1959 vería su independencia soberana bajo una revolución de carácter socialista.

Bibliografía

  • Bethell, Leslie, ed. Historia de América Latina, tomo IX, Ed. Crítica 1991
  • Carmagnani, Marcello, Ed. Crítica – Grijalbo 1984
  • Wikipedia

  • Enciclopedia Barsa, editores Enciclopedia británica Inc. 1962, impreso en Estados Unidos de Norteamérica.

  • Francisco CASTRILLO MAZERES, MILITARIA, Revista de cultura Militar 1999. Número 13. II-lS Cien años de la Guerra Hispanoamericana de 1898

Francisco CASTRILLO MAZERES


[1] Wikipedia.es/ Guerra Hispano-Estadounidense

[2] Bethell, Leslie, ed. Historia de América Latina, tomo IX, Ed. Crítica 1991 Pp.221

[3] Carmagnani, Marcello, Ed. Crítica – Grijalbo  1984 Pp. 174

[4] Ultimátum acordado por la cámara de senadores y representantes.

[5] Bethell Op.Cit Pp.222

[6] Bethell Op.cit pp. 222

[7] Bethell  Op.Cit Pp.223

[8] Carmagnani Op.cit Pp.175

[9] Bethell  Op.Cit Pp. 253

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: