Bolivia, USA y UK

“Bolivia: Las Grandes complicaciones de la situación: Estados Unidos, Inglaterra y    Latinoamérica”

Por Andrés Sáez Geoffroy

LAS GRANDES COMPLICACIONES DE LA SITUACIÓN

De Valerie Fifer

1.- Estados Unidos e Inglaterra

Según los testimonios que pudo recoger la autora del texto, Bolivia era una terra incógnita para muchos europeos y norteamericanos de la época para eso se sirve de valiosos ejemplo de diferentes bolivianos o personajes que visitaron Bolivia. Sin duda aquello a mi juicio proviene y da fe de Bolivia como un estado sin acceso al interior, esto da muestras claras que Bolivia a pesar de poseer litoral no era un país que lo utilizare ni generase en el un plan estatal o un desarrollo de plena soberanía

Vale recordar que la independencia de Bolivia se realizó al margen del Utis Posidetis de 1810, y por un escape de Sucre que creó el estado Bolivia sin consultar a Simón Bolívar. No obstante lo anterior se creó la república boliviana siendo totalmente desconocida por otros países que creían que el hecho de su existencia seguía ligada al Perú o la confederación del Río de la Plata, ahora bien si resultó conocida en ciertos círculos académicos y políticos- económicos fue solo por la inestabilidad de su gobierno a partir de 1828 cuando renuncia Sucre a la presidencia y se inicia un ciclo de desordenes y anarquía interna. Otro punto por el cual fue conocido Bolivia como región independiente fue por sus exportaciones de plata que había atraído hacia 1850 un número crecientes de inversionistas foráneos pero que en todo caso aún permanencia bajo los tipos productivos al igual que la colonia, esto a mi entender es parte del subdesarrollo y pobreza de la Bolivia actual, la tardía implementación de las medidas económicas liberales, que aunque crueles en otros estados a pesar de sus desfalcos si logró producir frutos a largo plazo, no los deseados pero si superadas algunas cuestiones.

Pero estas nacientes inversiones extranjeras fueron completamente detenidas y clausuradas en definitiva por el régimen dictatorial de Belzú, decretándose que todas las empresas debían ser manejadas por bolivianos en 1849, esta medida sin duda a mi parecer, fue la que hizo de Bolivia un estado por sobre todo desconocido, el capitalismo del siglo XIX estaba determinado por las compañías comerciales de otros países que operaban en la periferia, en este caso Bolivia, que decidía permanecer al margen del mercado mundial que en aquella fecha era Inglaterra, esto sin duda se tradujo en un desfase tecnológico y comercial que no fue posible zanjar en Bolivia nunca más, debido a los caprichos de dictadores tan faltos de educación como tacto y tino político.

Sumado a lo anterior y en el mismo orden de cosas en 1853 se rompieron las relaciones diplomáticas con Inglaterra, relaciones que se mantuvieron cortadas o por lo menos no establecidas formalmente hasta 1910, esto quiere decir 57 años. En algunas cartas de la Reina Victoria, ésta hacía relación en que Gran Bretaña “Debía olvidar a Bolivia”. El mal manejo de las relaciones internacionales unido a la anarquía interna provocó lógicamente el olvido de Bolivia, o sea esta, no se debe a la perdida del mar, sino al mal manejo de una clase dirigente que no logró crear un país, sino que preocupo de satisfacerse a si misma.

A su vez, lo inaccesible de Bolivia hace costoso el comercio exterior e interior, esto válido para La Paz, Cochabamba y Sucre. El lugar perdido por Inglaterra será ocupado prontamente por Estados Unidos, tanto así que el cónsul norteamericano será el encargado de informar al cónsul inglés en Lima o Santiago lo que sucede en Bolivia. Pero como ya sabemos Estados Unidos a mediados del siglo XIX no era una potencia de renombre, sino un país con una naciente economía que recién vendrá a despertar con toda magnitud en 1898 a raíz de la victoria en la guerra hispano americana.

Una vez perdido el litoral y posterior a la guerra del Pacífico, señala la autora aumenta la visión de la inexistencia de Bolivia o de lo inalcanzable en mejores términos para la “pax británica” pues en caso de emergencia la marina de su majestad no podía intervenir en territorio boliviano. Bolivia insistió débilmente en aumentar las relaciones, pero el gobierno inglés respondía “En un país que no posee litoral los asuntos con Gran Bretaña muy raramente pueden llegar a ser considerados, ya sean políticos o comerciales”[1], Bolivia pagaba muy caro sus poco consistentes políticas internas, la culpa de la inexistencia de la inversión inglesa en Bolivia no es culpa de los malvados chilenos que quitaron el mar, sino de la elite boliviana. Bolivia no poseía ni potencial marítimo para comerciar pero la autora que menciona esto como una cuestión post guerra del Pacífico no es una cuestión post guerra del Pacífico sino que se venía dando desde la misma independencia sino ¿como explicar que no existía marina boliviana al inicio de la hostilidades en 1879?, a todo lo anterior hay que sumarle los gobiernos dictatoriales tipo Belzú que asustaban a los inversionistas.

Muestra de esta renuencia es el exiguo número de ingleses en Bolivia, solo 150 a 200 ingleses en 1890, más menos para comparar el número de ingleses en Chile era del orden de 6.838 en 1895[2], y los ingleses en aquella época eran el personal que dominaban la tecnología, tecnología que no llegó a Bolivia por el cese de relaciones comerciales y la potenciación de Bolivia como país económicamente importante y activo.

Ante este abandono de Inglaterra, ingresaran tempranamente y fácilmente a Bolivia Estados Unidos y Alemania en menor grado. Estados Unidos por la necesidad de Ferrocarriles, puertos y de productos ingresó en el mismo momento en que Inglaterra era literalmente expulsada de Bolivia (1848).

Hacia 1880, no obstante la inversión yankee, los ferrocarriles y sus proyecciones han fracasado completamente y en 1890 los ferrocarriles en su gran mayoría o por lo menos las vías principales estarán en manos de la compañía de Antofagasta, conformada por capitales ingleses pero en territorio chileno, por lo que en cierta medida ingreso igual a Bolivia. Hacia 1880 en lo referente a mercaderías y productos manufacturados, no ingresan productos ingleses sino suizos, alemanes y norteamericanos, los dos primeros entran por el lado oriental vía Paraguay y Brasil. Esta situación se mantendrá inalterable hasta 1918 con el fin de la guerra mundial.

Con la post guerra, Estados Unidos si ya tenía fuertes inversiones en Bolivia, ahora comenzará aún más fuerte su entrada a Bolivia, sobre todo con el ciclo del Estaño donde se aliará con empresarios bolivianos como Patiño. De las 9 compañías que extraían estaños 8 operaban con capitales ingleses y 1 con capitales mixtos britano suizos.


Solo recién Bolivia en 1820-30 pudo tener en su control ferrocarriles para el uso interno, demasiado lentos y tarde como para generar grandes cambios, justo aparecía en escena el camión y los vehículos con motor a explosión que muchas veces sobrepasaron al ferrocarril. En este mismo ámbito se suma que los contratos a las compañías norteamericanas eran malos y desfavorables para el estado boliviano, por lo que la compañía de Antofagasta monopolizó los ferrocarriles bolivianos.

En 1920, un 58% de la renta nacional estaba en manos de los Estados Unidos, cuestión que prosiguió todo el periodo hasta 1961 con la alianza para el progreso, siendo Bolivia el país donde Estados unidos realizó su mayor gasto per cápita.

Por lo mismo y todo lo anterior que señala la autora del texto, Bolivia podríamos decir cambio una potencia por otra, ¿Pero garantizó ciertos avances?, en realidad por los hechos juzgo que no, los ferrocarriles y sus contratos estaba mal diseñados al igual que la implementación de los mismos, y el ferrocarril por lo que hemos leído este semestre significó lo mismo que progreso, y Bolivia lo conoció tarde, 50 años después que el resto de América.

2.- Bolivia y Latinoamérica.

Bolivia desde sus inicios en Latinoamérica fue un estado tapón por su ubicación central en el continente, por tanto todos los países latinoamericanos consideraban su existencia como necesaria en el concierto de naciones americanas. A pesar de esta necesidad de que existiera el estado boliviano no existía unidad interna, Bolivia en su interior era un crisol de clases combativas dentro de la misma elite.

Bolivia a pesar de haber tenido una salida al mar, esta no le acomodaba en nada a su geografía, sino que le importaba era Arica, por lo mismo Bolivia en el siglo XIX en el sistema de estados latinoamericanos hizo “vanos intentos para retener una salida al Pacífico que significaron un retroceso en el desarrollo del país” (Página 399). Pero a pesar de la perdida del mar Bolivia ha sido el país sin acceso al mar o sin costas que mayores beneficios a logrado de acuerdo al derecho internacional, como muy bien señala la autora el problema está en la mala infraestructura interna y en una fronteras que permiten que un 10% de los artículos importados sean de contrabando, tanto aéreo como fluvial.

Por otro lado la falta de un acceso al mar significó la perdida de los inmigrantes que inundaron los puertos de Valparaíso, Buenos, Aires ó Montevideo. Y que fueron los que realizaron grandes avances en todas las direcciones en los países de llegada, esto que señala la autora es ligeramente falso a mi juicio, Bolivia no tuvo política inmigratoria que es bien diferente, en Paraguay si llegaron inmigrantes, específicamente a la zona del Chaco

Conclusión

Mediante este informe de lectura he podido ver cual es la realidad de la historia boliviana.

Los problemas que acarrea, por lo general se recurren a la imagen del enemigo exterior, cuando los problemas de Bolivia como nación, están dentro de ella con un grupo indígena postergado y una elite dirigente insensible, ambos grupos jamás ha sido capaz para ponerse de acuerdo. Por lo mismo la pérdida del mar ni la dependencia económica son los problemas de Bolivia sino su estructura social no en cuanto grupo, sino en cuanto a ideas.

Por otro lado Bolivia ha violado desde tiempos remotos las reglas de juego del mercado internacional, quedándose “fuera” del carro del progreso que muchos países latinoamericanos tomaron en el siglo XIX, que creó diferencias pero por otro lado mejoraron mucho sus condiciones iníciales.


[1] Informado por el coronel Mansfield a Lord Salisbury en Lima 14-01 de 1886 en Fifer, Valerie op Cit, p.380

[2] Varios Autores: Geografía de Chile. Física, Humana y Económica. Editorial Zig-Zag, Santiago, 1968

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: