Archive for the ‘Historia Araucania’ Category

Comerciantes Vascos Franceses en el departamento de Imperial, 1900-1940

VASCOS FRANCESES EN DEL DEPARTAMENTO DE IMPERIAL, 1900 – 1940, EL CASO DE LA COMPAÑÍA DUHART HERMANOS Y DE JOSÉ DUHALDE Y COMPAÑÍA.

POR ANDRES SAEZ GEOFFROY

Introducción

El presente resultado de investigación es el trabajo realizado para la asignatura Temas de Historia, de la carrera Pedagogía en Historia, Geografía y Educación Cívica. El tema del trabajo es “Comerciantes Vascos – Franceses en el departamento de Imperial 1900 – 1940: el caso de la compañía Duhart Hermanos y José Duhalde y Compañía”, la idea central del trabajo es que aquellas compañías constituyeron un sector importante y dinámico dentro de la economía local, para aquello se intentarán abordar en el trabajo las siguientes interrogantes:

Sigue leyendo

Anuncios

Patrimonio Cultural Temuco.

EXISTENCIA Y USO DE PATRIMONIOS CULTURALES EN LA CIUDAD PARA LA EDUCACIÓN DE LAS PERSONAS EN EL MARCO DEL ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y LA TERRITORIALIDAD

Por Andrés Sáez Geoffroy, Abril 2008.

1.- A modo de introducción, conceptos y definiciones necesarias.

El proceso de globalización entendido sintéticamente como “la aceleración planetaria de la circulación de flujos de intercambios, tecnologías,” (Méndez, 1997), y el de neo liberalización económica, han conllevado la transformación de los centros urbanos en nodos de anclaje de las operaciones financieras a escala global recibiendo múltiples impactos de todo tipo que van desde la actuación de actores globales auna escala local, la reestructuración productiva de los centros urbanos, el aumento de bienes y servicios ofertados en los mismos y el cambio de los elementos que se encuentran en el. Pero la globalización y sus impactos no son sólo reducibles a lo económico, conjunto la intervención de múltiples factores viene inevitablemente asociada una globalización cultural la cual puede ser conceptualizada como “Las transformaciones culturales impulsadas por los procesos de globalización que han sido destacadas por los investigadores encontramos las cinco siguientes: el distanciamiento entre tiempo y espacio, la desterritorialización de la producción cultural, el reforzamiento de las identidades locales, el surgimiento de culturas globales y la hibridación”. (Rosas: 1993:81)” esto también afecta a la educación de manera particular y ambivalente “Por otra parte, la rápida evolución de las sociedades humanas que estamos presenciando, en el punto en que se articulan dos siglos, opera en dos direcciones: hacia la mundialización, como hemos visto, pero también hacia la búsqueda de múltiples enraizamientos particulares. Por eso crea para los que la viven o deben intentar gobernarla un sinnúmero de tensiones contradictorias en un contexto de transformación radical”. (Delors: 1996:48), todo lo anterior destruye o reorganiza los objetos locales reformulando totalmente el territorio entendido este como “el escenario de las relaciones sociales y no solamente el marco espacial que delimita el dominio soberano de un Estado.” (Montañez y Delgado: 1998:122)

Sigue leyendo

Síntesis histórica del Ferrocarril en la Araucanía

Sintesis Histórica del Ferrocarril en la Araucanía

Por Andrés Sáez Geoffroy.
Estudiante Pedagogía en Historia, Geografía y Educación Cívica.
Universidad de la Frontera.
Texto publicado en Revista Páginas, Agrupación cultural Ñielol, Mayo 2007.Nº2 Páginas 28-29


La historia de nuestra región sin duda corresponde a un espíritu pionero, a un espíritu clásico del siglo XIX con sus ideas de barbarie y civilización. Dentro de aquella civilización encontramos un símbolo clave: El Ferrocarril; y el mismo es parte fundamental de nuestra historia regional. Sin referirse a el sería imposible imaginar la creación de tantos pueblos ya hoy día olvidados y la gloria y riqueza económica alcanzadas por el llamado granero de Chile.

El Ingreso del ferrocarril corresponde con fase inicial de la llamada ocupación de la Araucanía y el avance de ambos será continuo, similar y parejo, eso lo demuestra que pasado un par de años del ingreso del ejército en 1879, ya quedaba conectado Renaico con la zona central del país. De esta manera el tren seguirá un recorrido de ramales y vías que culminaran en 1952. En sus inicios el ferrocarril siguió la ruta que podría denominarse al abrigo de Nahuelbuta como dirían los profesores Pedro Riffo y Gustavo Navarrete, Renaico, Tijeral, Centenario y Angol serán las primeras localidades que surgirán al costado de la vía férrea que transportará productos cerealeros y forestales. Con el avance del ejército en 1879 desde Angol pasando por Trintre, se llega a los Sauces que se convertirá en un nudo clave de ferrocarriles: Desde Los Sauces a Nueva Italia o Capitán Pastene existirá un ferrocarril de trocha angosta destinado solo a pasajeros; de los Sauces saldrá otro ferrocarril a Purén y de aquí a Contulmo y Lebu cruzando varios túneles siendo terminado este recorrido a fines de la década del 30 del siglo XX. De Los Sauces saldrá el ferrocarril a Traiguén siendo inaugurado el recorrido en 1880. Aquí existirá un ferrocarril eléctrico – el primero de la región y traído en 1901-, de propiedad privada de José Bunster llamado el rey del trigo. De Traiguén saldrá finalmente un ramal Púa que se convertirá en el nudo ferroviario por excelencia de la región y en 1935 uno a Galvarino. Posteriormente elegida y construida la ruta de Nahuelbuta se desarrollará una ruta por la depresión intermedia siendo sorteados los obstáculos del río Malleco con el imponente Viaducto del Malleco en 1890 con 103 Mts de Altura, y otros puentes entre el cual sobresale Puente el Salto en río Quillén en 1893. Todos los puentes de la región fueron de la marca francesa Creuzot siendo levantados en su mayoría por un equipo de ingenieros franceses entre los cuales sobresale Gustav Verniory quien incluso se dio el tiempo de anotar lo que acontecía en Chile y en la Araucanía en un diario publicado posteriormente con el título de “ Diez Años en la Araucanía”

Ya en 1893 se unía Victoria con Temuco teniendo como estaciones intermedias las de Púa de donde saldrá entre 1913-1915 un ferrocarril a Selva Oscura y Curacautín para posteriormente para posteriormente llegar a Malalcahuello y finalmente a Lonquimay en 1952, por medio de la construcción del Túnel las Raíces en 1939. Desde Temuco salió un ramal a Carahue e Imperial en 1893, y continua a su vez la ruta por la depresión intermedia hacia el sur, avanzando por Padre las Casas, Metrenco y Quepe, hasta llegar a Freire de donde en 1928 saldrá un ramal con fines trigueros y madereros a Cunco pasando por Radal y Los Laureles, del mismo Freire se proyectará un inconcluso ramal a Toltén pero ya ferrocarriles y su presupuesto marcaban rojo. De Freire y siguiendo al sur en 1898 el ferrocarril se encuentra con el imponente Toltén, pero el río no es obstáculo para Verniory y el puente queda terminado en 1898 perdurando hasta nuestro días, de Pitrufquén se llegara a Gorbea que es donde se encuentra el puente de Salto del Donguil, y pasada esta estación nos encontramos con los olvidados pueblos de Quitratué y Lastarria, pasado este punto nos encontraremos con lo que el geografía física se llama el “fondo del saco” es decir el fin momentáneo de la depresión intermedia debido a que un cordón montañoso se entremete en ella en este caso de la Cordillera de Mahuidanche, esto mismo provocó la construcción, entre 1902 y 1904, del Túnel de Afquintúe de 800 Mts de largo y el único de la línea transversal entre Santiago y Puerto Montt, llegando a Loncoche el mismo año de la terminación del Túnel, uniendo de esta manera toda la región y que en la época se conocía como Provincias de Malleco y Cautín. Ya en 1934 saldrá un ramal de Loncoche saldrá un ramal a Villarrica pasando por las olvidadas estaciones de Ancahual, Huiscapi y Ñancul antes de llegar a Villarrica.

El Ferrocarril de esta manera es parte fundante de los pueblos de la IX región y junto con hacerlos crecer como bien dice Abraham Abara Kessie, historiador de Loncoche y utilizando ese pueblo como ejemplo:

Loncoche era un centro que bullía de actividad; largas filas de carretas cargadas con durmientes desde muy temprano se arrastraban por el barro con su carga destinada a las faenas del ferrocarril” (Abara: 2000).

Su desaparición trajo consigo las semillas de la pobreza y la eliminación de todo vestigio de la economía e industria local – Industria con todas sus letras-, teniendo que cerrar las tiendas, cocinerías, boticas, Tabernas, etc. Y esto sin contar la importancia geopolítica de unir el Pacífico con el Atlántico con dos proyectos: Uno vía Lonquimay y otro vía Villarrica-Pucón. La historia del ferrocarril y sus recuerdos es el recuerdo de cada uno de esos pueblos, que tendemos a olvidar ante el progreso de las capitales regionales y provinciales. Ojalá la memoria sea justa con los lugares que dieron fama a nuestra región como granero de Chile.